Varadero recibe el mayor vertimiento de arena de Cuba

Compartir

La playa de Varadero, principal destino de sol y playa de Cuba, reconocida mundialmente por sus decenas de kilómetros de arena fina y agua color turquesa, comenzó a recibir el mayor vertimiento de arena de su historia.

El vertimiento de arena está estimado en poco más de millón y medio de metros cúbicos en su primera fase, que abarcará los seis sectores más importantes del balneario. Así lo refleja el sitio web de la estatal emisora Radio Rebelde.

La labor ingeniera se ejecutará por primera vez con medios técnicos cubanos. El presupuesto disponible es de aproximadamente 14 millones de pesos. Este será el mayor proyecto de su tipo ejecutado en Cuba hasta la fecha.

El licenciado Pavel Morales Díaz, especialista de la división de Ingeniería Costera del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), aseveró que se están utilizando «medios de última generación» como parte de la llamada «Tarea Vida», estrategia del Gobierno cubano para el enfrentamiento al Cambio Climático.

Morales Díaz explicó que la primera intervención se realiza en la franja de playa que enlaza el hotel Ocean Vista Azul con el Meliá Las Américas, con un estimado de 153 mil metros cúbicos y 25 días de trabajo en esa zona.

«Hasta la fecha hemos avanzado unos 200 metros de franja de arena, tarea que conllevó verter no menos de 15 mil metros cúbicos, con un material muy similar por sus características y color al que habitualmente exhibe el balneario y la obra total en su primera fase tomará 12 kilómetros y medio en las seis zonas escogidas», argumentó el especialista.

La primera fase también incluye el vertimiento de 35 mil metros cúbicos de arena en la marina Marlin, en cayo Blanco. De contar con la totalidad del presupuesto demandado está prevista su culminación para la primera semana de octubre.

La región del antiguo hotel Oasis, a la entrada de la península de Hicacos, se incluye en otro proyecto de regeneración de playa, para el que se demanda no menos de 129 mil metros cúbicos de arena. También se estima la demolición de viejas estructuras y la construcción de nuevos rompeolas y un espigón de fin de playa.

Compartir